"Pasión", de Lisa Valdez - Crítica





SINOPSIS:


Editorial: Valery / Noviembre 2008
ISBN: 978-84-92431-61-8
Género: Histórico
Serie: 1º serie Pasión
Título original: Passion
Editorial: Berkley / Julio, 2005
ISBN: 0425203972

La joven viuda Passion Dare estaba convencida de que nunca más volvería a amar. Pero un apuesto Conde ha empezado a perseguirla —y tras toda una vida en la que nunca se ha apartado de las normas, Passion empieza a considerar el hecho de olvidarse de todo comportamiento correcto. Tras varios encuentros pasionales, ambos deberán hacer frente a un chantaje, aprender unas cuantas verdades y escoger entre el deber... o el deseo.
Una mujer llamada Passion. Un hombre que convertirá su nombre en realidad.





OPINIÓN:


Creo que es una novela difícil de analizar. La comencé con curiosidad luego de leer dos críticas muy opuestas (una le daba un 1 y la otra un 10).
En realidad pensé que una tercer crítica era innecesaria pero decidí hacerla porque simplemente tenía ganas) y porque además no estaba 100% de acuerdo con las dos críticas anteriores aunque sí con algunos de los conceptos que leí allí. O sea que pensé que sí tenía algo nuevo que decir.

El comienzo del libro es muy bueno. Empieza con mucha fuerza y consigue crear climas de intimidad y sensualidad detrás de un biombo en un lugar público. Las escenas de sexo que transcurren allí me parecieron muy sensuales y logradas.
Además hay unas partes muy graciosas y divertidas en la que los personajes secundarios tienen mucho peso. En realidad todos los personajes secundarios están muy bien logrados y contribuyen positivamente.

Luego tuve la sensación de que el libro entró en una meseta en la que perdía ritmo, aunque aumentaba el movimiento en la cama. O sea, mi impresión era que la abundancia de las escenas de sexo le quitaba fuerza a la trama. Por momentos parecía que no pasaba nada, excepto en la cama.
Sin embargo estas escenas me parecieron muy anatómicas, muy centradas en detalles físicos. Por otro lado el lenguaje oscilaba entre los extremos. Por un lado frases como “Si soy Afrodita, tú eres mi Hephaestu. Sé el martillo, y moldéame tu antojo” que consiguió hacerme reír como loca y cortar totalmente el clima sensual. Por otro lado había detalladas y repetitivas explicaciones como ésta: “Él todavía podía sentir el apretado centro de su cuello del útero, pero ahora estaba debajo, frotando el grueso, y dilatado pasaje que traía su semen. La cabeza pulsante de su pene estaba en un profundo bolsillo de carne en su matriz.” Si fuera una vez, bueno, pero tantas explicaciones de cómo conseguía que los “veintisiete centímetros de dura carne rosada levantada en túrgida disposición” entraran en ella me terminaron por aburrir. Sí, nunca me había pasado, pero me quedé dormida leyendo una de estas escenas! En realidad me quedé dormida varias veces durante este período de meseta en el libro y en mí esto es muy mala señal.

Coincido en parte con el comentario que se hizo en otra crítica con respecto al lenguaje. Si bien no espero que él sea educado en la cama (la educación en la cama suele arruinar las cosas, en mi opinión), creo que ella aparece con un lenguaje demasiado fuerte como para una respetable viuda hija de un vicario. Inmediatamente aparece hablando de una forma que parece poco creíble en ella. Además encontramos las típicas escenas de rubor que personalmente me sacan de quicio a la vez que ella tiene una soltura en el sexo poco creíble dado el poco tiempo transcurrido.

En la tercer parte la autora parecería que reaccionara y se diera cuenta de que había que ponerle un poco de movimiento a la historia, más allá de los movimientos horizontales (y verticales) de los protagonistas, y el libro repunta notablemente. Esta parte consiguió reengancharme porque la trama mejora mucho y a la vez tiene mucho romanticismo. En realidad esta tercer parte de la novela consigue “salvarla”. Hay momentos con mucha pasión y romanticismo que consiguen conmover. Además aparecen unas declaraciones de amor dignas del post de frases antológicas.

No llega, en mi opinión, al nivel de
Robin Schone (todavía no he leído ninguna autora erótica que lo consiga), pero no es una mala novela. Tiene una verdadera historia romántica y las escenas de sexo están enlazadas con el argumento. No es sexo sin sentido.

Mi calificación: un 6 sobre 10.

6 Comentarios:

Lujo dijo...

Hola Hola,
Siento decir que no pasé del tercer o cuarto capítulo buaaaa buaaaaa....sniff sniffff

Creo recordar que he visto puntuaciones de 1 y 10 (lo del 10 me da mucha risa jajajajajaj)....Menos mal que con tu comentario equilibras la balanza ;P
Abrazotes de oso!!!

LadyMarian dijo...

Lu, en realidad le puse un 6 porque en la segunda parte hizo un cambio notable. Sin embargo no fue suficiente como para compensar la primera parte.

Maria dijo...

Ufff.Tengo una tarde media aburridilla,no tengo ganas de leer.Asi q entre en tu blog y fui a etiquetas,cual fue mi sopresa q tienes Pasion de Lisa valdez.JAJjajajjaja,soy una de las q le puso una nota alta a la novela.Me engancho en su lectura por sus escenas sexuales,(no voy a decir q no)pero si tan sexo,no estuviera aderezado con un buen argumento,no creo q me hubiera gustado.
.Espero con ansia los demas de ella.

besitos

LadyMarian dijo...

Por qué la sorpresa, María! jaja! Yo leo de todo!
La novela no me terminó de convencer por un lado porque perdió ritmo y por otro lado porque no tiene erotismo genuino como, por ejemplo, Robin Schone. Valdez tiene una escritura muy anatómica y pierde justamente sensualidad.
Voy a explicarlo de forma un poco bruta, pero lo que pasó es que la autora estaba obsesionada con los 27 cm de su protagonista. Si hubiera llamado a Lorena Bobbit y hubiera reducido un poco el tamaño a lo mejor se hubiera concentrado un poco más en lo sensual y no tanto en lo anatómico.
Quizás todo depende de lo que se espere de una novela romántica erótica. Yo cuando leo algo así espero erotismo no pura genitalidad. Un ejemplo perfecto es "El tutor" de Robin Schone donde incluso no hay ningún tipo de contacto físico hasta la mitad de la novela.

Valdez tiene más libros? Uy! No, gracias, yo paso. jaja!

Besos

Maria dijo...

Jajajajajajaj,me hiciste reir..lo de los 27 c. y Lorena Bobbit jajajjajajajja.
Mi sorpresa,podrian ser dos,ya q nunca habia entrado en tus etiquetas,pensaba q las ultimas criticas q he leido tuya y he comentado en ellas eran las primeras tuyas y me di cuenta q no.Tienes muchisimas,y geniales todas.
Y la otra,si se puede llamar asi,es q leyeras un erotico como es ese,pensaba q no habias leido "nada" de erotico jajajaja.
Ahi no coincidimos,Robin Shone,puede ser catalogada de erotica,pero la veo tan fria,tan seca relatando esas escenas y sentimientos q no me gusta..noo...espera,lei el despertar del amor de ella y me encanto.No me parecia la misma autora fria de sus anteriores novelas.
Poco a poco voy a ir leyendo tus demas criticas,me encanta como te expresas en ellas,y si te dejo algun comentario te doy el aviso en el anobii.

Un beso

pd:yo tb tengo la critica de Pasion,pasate a leerla cuando puedas y veras q diferencia jajajajajja

LadyMarian dijo...

Hola María!
Después pasaré a mirar tu crítica de "Pasión".
No te preocupes en avisarme por Anobii porque a mí me notifica de TODOS los comentarios en el blog (no importa de que entrada sea).
La entradas viejas son las que publiqué en el foro de Autoras en la Sombra, por eso están dirigidas más a mujeres. Allá son todas mujeres, en cambio en un blog es más abierto. En este blog hay seguidores hombres y mujeres, por suerte.
Así que pensabas que no había leído nada de erótico! Me parece que mi avatar proyecta una imagen muy naif. jajaja!
Besos

Publicar un comentario en la entrada

 
Subir Bajar