“Ave del paraíso”, de Joyce Carol Oates – Crítica


Éste fue el libro más impactante de mis vacaciones por su intensidad, por la temática, por lo provocador y porque sutilmente despierta todo tipo de interrogantes.

Después de los datos de la editorial le sigo contando.


SINOPSIS:

Editorial: Alfaguara / 2011
ISBN: 9788420474571
Género: Contemporáneo
Título original: Little Bird of Heaven / 2009

Situada en la mítica ciudad de Sparta, en Nueva York, Ave del paraíso es una punzante y vívida combinación de romance erótico y violencia trágica en la Norteamérica de finales del siglo XX. Cuando Zoe Kruller, una joven esposa y madre, aparece brutalmente asesinada, la policía de Aparta se centra en dos principales sospechosos, su marido, Delray, del que estaba separada, y su amante desde hace tiempo, Eddy Diehl. Mientras tanto, el hijo de los Kruller, Aaron, y la hija de Eddy, Krista, adquieren una mutua obsesión, y cada uno cree que el padre del otro es culpable. Una clásica novela de Oates, autora también de “La hija del sepulturero”, “Mamá”, “Infiel”, “Puro fuego” y “Un jardín de poderes terrenales”, en la que el lirismo del intenso amor sexual está entrelazado con la angustia de la pérdida y es difícil diferenciar la ternura de la crueldad.


OPINIÓN:

Sabía que, en teoría, no era el libro ideal para llevarme para las vacaciones, pero tenía muchísimas ganas de leerlo y no me equivoqué porque lo disfruté muchísimo. Es más, por sus características oscuras fue un adecuado contraste con el sol, el mar, el agua de la pileta, las patadas con arena y las avionetas con publicidad.

Desde el primer momento Joyce Carol Oates nos presenta un mundo oscuro, con desesperanza, angustia y opresión. Angustia es una palabra clave para describir el libro: el clima es angustiante, hay una expectativa angustiosa en los personajes involucrados y también el lector siente angustia, a pesar de saber del asesinato desde el primer momento. La autora nos involucra en esa angustia y ese vacío, del que intentan defenderse los personajes, con actitudes riesgosas, para poder sentirse vivos. La violencia los ronda de diferente manera mientras ellos luchan con el vacío en forma infructuosa. La imposibilidad de poner en palabras y de manejar esa angustia y ese vacío se ve plasmada en diferentes situaciones: drogadicción, alcoholismo, depresión, deterioro, imposibilidad de tener un contacto verdadero con el otro.

En mi opinión los personajes de esta novela no aman realmente, aunque quizás algunos disientan conmigo. Cuando aparecen amando (me refiero a todo tipo de amor) lo hacen de una forma no auténtica, guiados por la desesperación. No se conectan realmente entre ellos. Sólo hay silencios y, en el mejor de los casos, vacío compartido que en definitiva los divide. Los personajes que parecen tener algo de calidez se acercan de forma burda, actuando y teatralizando un acercamiento sincero. Por esta razón todos ellos, en definitiva, siempre están solos.

Los padres aman a los hijos sin contener, sin conectarse, sin dar respuestas, ni modelos, ni presencia. Incluso a veces los utilizan para cubrir su propio vacío y para manipular. Los hijos parecen sentir amor por los padres pero en definitiva aman de un modo desesperado porque es esperar y nunca encontrar. Esto marca todas sus relaciones ya que siempre esperan y nunca encuentran. Esperar es algo constante en el libro. Siempre hay un esperar, una expectativa angustiosa continua. Leemos esperando siempre lo peor, el horror, la violencia.

El amor de pareja también aparece como una forma de tapar el vacío ya que, como dije antes, no hay una verdadera conexión. Este débil vínculo se establece por medio del sexo desesperado, que es un intento de salvación y de posesión del otro en medio de un mundo de soledad.

En casi todos los personajes (principales y secundarios) los mecanismos para escapar del vacío suelen fallar y sólo quedan las drogas (de todo tipo), el alcohol y la religión como recursos "salvadores".
Hay sólo un personaje secundario con una muy breve aparición que es esperanzador y que intenta iluminar una salida en medio de tanta oscuridad.

El libro está dividido en tres partes. En la primera parte Oates de dedica especialmente a Krista, la hija de uno de los sospechosos. La autora nos muestra su vida antes y después del asesinato. El relato no es cronológico, sigue el pensamiento de ella, su visión infantil y adolescente y transmite el impacto que tuvo ese asesinato en su vida.
En la segunda parte vemos los hechos desde la posición de Aaron, el hijo del otro sospechoso y de la mujer asesinada.
El asesinato partió en dos la vida de estos dos personajes, que en un principio parecen tener sólo eso en común. Los dos ya tenían una historia familiar compleja y esta muerte desequilibró todo. Aaron y Krista tienen diferencias en la manera de ver estos hechos, pero también mucho en común porque en los dos vemos vacío, una familia enferma, un entorno peligroso y un asesinato que los arrastra a un pozo sin salida.

El relato no sólo es angustiante sino también atrapante por las características de la historia, por los matices interesantes que presentan absolutamente todos los personajes, pero fundamentalmente por la profundidad con que Oates transmite los sentimientos de los que se vieron afectados por esa muerte.
A lo largo del libro continuamente nos surgen interrogantes sobre el futuro de Krista y Aaron. ¿Hay esperanzas para alguno de ellos? ¿Hay forma de separarse de un camino que parece ya marcado? ¿Hasta qué punto se puede luchar contra un entorno que destruye?
Por supuesto que ésta es sólo una lectura, ya que el libro da posibilidades de abordar toda esta temática desde otros puntos de vista, por ejemplo, el social.

En la tercera parte del libro vemos la resolución de estas dos historias cruzadas por la muerte, el dolor y la destrucción. A lo largo de toda la novela la autora va intensificando la expectativa para esta resolución. ¡Y consigue su objetivo porque lo devoré! ¡Imposible dejarlo!
Obviamente no voy a dar el más mínimo dato sobre el tipo de final. Sólo puedo decir que me pareció simplemente perfecto, aunque tenía miedo de que Oates arruinara las cosas a último momento con un final que podía ser inadecuado por muchos factores (que no voy a comentar para no arruinarles la lectura). El final que eligió la autora permite que nos quedemos “pegados al libro”, pensando y repensando sobre los interrogantes que se generan


CONCLUSIÓN:

Es el primer libro que leo de Joyce Carol Oates pero no va a ser el último, por supuesto. ¡Me encanta la intensidad con que escribe! Guiados por ella caemos en los vericuetos psicológicos de estos personajes, sus diálogos internos, sus defensas, sus recuerdos, sus sueños, sus temores, sus fantasías, sus deseos más ocultos. Nada es dejado de lado por esta autora que prácticamente psicoanaliza a estos personajes que desbordan las hojas.

Es una novela fantástica que van a disfrutar si les gusta bucear en la más profunda interioridad de los personajes. Si esperan una trama con un ritmo más "convencional" deberán hacerse a la idea de que van a encontrar otro tipo de libro que sigue los ritmos del psiquismo de los personajes (así como es el paciente el que marca los ritmos en una terapia psicoanalítica). Sin embargo no digo que sea una historia pesada, porque justamente está siempre presente la sensación de expectativa angustiosa continua que ya comenté antes. Por lo tanto se imaginarán que no lo recomiendo para personas que están pasando por un mal momento anímico. Y por supuesto que tampoco es adecuado para quienes esperan un libro romántico porque no lo es (lo aclaro por si el argumento genera dudas).

PUNTUACIÓN: 9

13 Comentarios:

Lujo dijo...

Hola Lady,
Según El Periódico es una escritora sobre la que siempre aletea el Nobel.

Me ha llamado la atención que haya dicho en una entrevista lo siguiente:

-En una entrevista que le hicieron hace más de 30 años en Paris Review decía que ser mujer y escritora era una bendición porque le daba a la vez invisibilidad y libertad. ¿Siente ahora lo mismo?

-Tres décadas más tarde, las cosas han cambiado mucho. Las escritoras tienen hoy una voz central en la literatura contemporánea. Yo siento que he formado parte de una revolución maravillosa que literalmente no existía cuando yo
era niña.


-En medio de la escritura de Ave del paraíso murió su marido, el editor Raymond Smith. ¿De qué manera afectó a su elaboración?

-Tenía la novela en un cajón y estaba a punto de enviársela a mi agente cuando murió mi marido. Y mi vida se desintegró. De manera que durante muchas semanas no pude trabajar, más allá de garabatear algunas notas. Sobrevivir un día entero era algo terrible. Estaba tan exhausta, tan deprimida...


-Es difícil imaginar a una Joyce Carol Oates en crisis creativa.

-Solo la fuerza de voluntad me animaba a salir de la cama. Decidí que si no podía escribir, reescribiría la novela que ya tenía. Le cambiaría el título, la haría más poética. Al final la protagonista, Krista, se va de la ciudad y por el espejo retrovisor ve cómo las luces se hacen cada vez más pequeñas, pensando: «Tengo que pasar página, no me puedo quedar aquí». Esta novela tiene un sentido especial y profundo para mí.

-Siento haberle hecho recordar esos momentos dolorosos.

-No importa, forman ya parte de mi vida. Además, todo eso sucedió en febrero del 2008.

-En ese contexto sorprende que la novela siga manteniendo la carga sexual, violenta, dolorosa y turbadora de sus anteriores novelas.

-Quizá porque el sexo es violento y perturbador. Lo único que hago es poner un espejo ante la vida.



-Así que, con esas jornadas de escritura tan intensas, está demostrando que usted también es capaz de trabajar tan duro como sus padres.

-Nunca pude convencer a mis padres para que descansaran un minuto y yo me he criado en esa convicción. Jamás en toda mi vida me he tomado un día de vacaciones.

-¿Nunca?

-Para mí es muy difícil estar sin hacer nada. Me gusta la jardinería, disfruto cocinando y limpio la casa. Estas cosas cotidianas son agradables porque son fáciles en comparación con escribir.

-No me diga que sufre escribiendo.

-Sufrir, no. Quizá, frustrada. Pero tengo un sistema infalible para relajarme. A mi gata de largo pelaje le gusta dormir junto a mi ordenador y a menudo su cola, larga y espesa, se queda encima del teclado. Me encanta levantarle la cola suavemente y teclear bajo su largo pelaje.



-¿Haber tenido a lo largo de su vida muchos episodios de taquicardia ha afectado a su escritura?

-Me hace sentir que tengo que trabajar rápido y que no puedo ser perezosa, siento que no tengo un tiempo ilimitado.

-¿Cómo le afectan las críticas?

-No busco mi nombre en internet. Escribí para The Guardian un artículo sobre la muerte de Ted Kennedy y los conservadores norteamericanos dijeron de mí cosas horribles, como que me deberían torturar. Así que nunca más he vuelto a mirarlo.

-¿Si usted hubiera sido menos tímida habría terminado siendo escritora?

-Tengo muchos amigos escritores que no son tímidos. Hemingway no era nada tímido.

-Hemingway escribía para demostrar lo fuerte que era. ¿Usted quizá lo hace para convocar sus miedos?

-Básicamente me gusta escribir. ¿Miedos? Es posible, pero también para dar cuenta de las cosas que encuentro graciosas, como por ejemplo, ser viuda.

Lo saqué de http://www.elperiodico.com/es/noticias/cultura-y-espectaculos/20100901/joyce-carol-oates-jamas-toda-vida-tomado-dia-vacaciones/460474.shtml

Gracias por señalar este libro.

Abrazotes.

(Ps: borra este comentario si da problemas)

LadyMarian dijo...

@Lujo
Problema? No, al contrario! Muy interesante! A esta entrevista no la había visto. Fui al link que dejaste y leí el resto. Es también muy interesante lo que dice.

Esta parte me pareció especialmente interesante:
"Decidí que si no podía escribir, reescribiría la novela que ya tenía. Le cambiaría el título, la haría más poética. Al final la protagonista, Krista, se va de la ciudad y por el espejo retrovisor ve cómo las luces se hacen cada vez más pequeñas, pensando: «Tengo que pasar página, no me puedo quedar aquí». Esta novela tiene un sentido especial y profundo para mí.

Es cierto que es muy poética!Justamente estuve por poner algún fragmento pero, por un lado el post ya era muy largo y, por el otro, me costaba quedarme con un fragmento y dejar de lado otros.

Me intriga cómo sería la novela antes de la reescritura.

Es interesante lo que comenta específicamente del final. Creo que tuvo un significado especial para Oates, más allá del enfoque que podamos darle dentro de la novela, teniendo en cuenta la historia y la personalidad de los personajes.
Y que conste que me estoy muriendo por decir más del final y no lo hago para no arruinar la lectura...!! jajaja!

Gracias por la entrevista!!! La verdad es que tu comentario ha tenido el nivel de uno de tus posts! Tendrías que publicarla en tu blog... ;)

Besotes

Dama Blanca dijo...

Uff, no sé Lady, esto no pega mucho con mis lecturas. Me parece interesante y si a ti te ha gustado tanto estoy segura de que tendrá muchas cosas buenas. Pero yo soy de esas personas que leen para pasar un buen rato, siempre leyendo cosas agradables y con final feliz. Tengo una tendencia algo más que ligera a deprimirme un poquito con estas cosas, así que creo que no es lectura recomendada para mi.
De todas formas me sigue parenciendo interesante, y me alegro de que hayas hecho esta crítica.
El fragmento de entrevista que ha puesto Lujo me ha gustado. A parte de lo que tú has resaltado, que es importante, creo que lo más sensato que dice es eso de no leer las críticas que le hacen a uno mismo sobre ese tipo de trabajo. O se termina obsesionado con buscar más y más críticas (buenas o malas) o uno se deprime al ver las cosas malas que digan de uno.
Besitos!!

LadyMarian dijo...

@Dama Blanca
Nooo, por lo que contás este libro no es para vos por la temática. Es más, reconozco que no sé si me hubiera animado a leerlo si hubiera sabido lo duro que era. Me alegro de no haberlo sabido porque me lo hubiera perdido.

Como ya dije, es un libro que genera angustia y que te mete en el mundo de las drogas, el alcohol, el vacío y más cosas terribles. O sea, no te lo recomiendo si tengo en cuenta tus gustos.

Besos

Historias Susurradas dijo...

Me has dejado con la intriga aunque también coincido con lo que dice Dama. Prefiero un rato agradable de lectura, así que los libros "duros" los dejo un poco aparcados.

Igual con todo lo que has dicho puede que me anime a buscarlo.

besos guapa
Patri

LadyMarian dijo...

@Historias Susurradas
Estoy de acuerdo, pertenece al grupo de libros que necesitan que elijamos muy bien el momento para leerlos.

Igualmente hay libros como "PD: Te amo", de C Ahern, que por la temática me dan más "miedo" que "Ave del paraíso".

A "PD: Te amo" aún no lo leí porque la temática de la muerte de un ser querido es algo más cercano y angustiante. Todos hemos perdido o sabemos que en algún momento vamos a perder a seres queridos. Es la ley de la vida! Yo cuando leí el argumento de ese libro me angustié, por eso no me animo a leerlo.

En cambio, la temática dura de "Ave del paraíso", conectada con el vacío, la drogadicción, el alcholismo, la violencia, etc. me angustian menos porque no me resultan cercanas. O sea, me impactan pero no resultan tan movilizadoras como la pérdida de un ser querido.

LadyMarian dijo...

@Historias Susurradas
Pero qué maleducada soy! No me despedí! ;) Besos :)

Maribel dijo...

Hola Lady Marian,

como siempre felicidades por tu crítica del libro, me ha gustado y además me has animado a leerlo sobretodo por lo que dices que tiene un significado especial.

Un beso violeta,
Maribel

Jo Grass dijo...

¡Qué interesante la reseña! Lady, y también la entrevista que aporta Lujo. Yo no he leído nada de esta autora pero, creo que también la dejaría para vacaciones. En los últimos tiempos mi rutina laboral ya es bastante angustiosa y solo puedo leer libros más ligeros, pero algo intenso como esto, me parece perfecto para disfrutarlo en un entorno relajado en el que pueda centrar mi atención en e´l. La reseña brilla con luz propia, como siempre, e incluso más, después de un pequeño periodo de descanso.

Me alegro que hayas disfrutado tanto en tus vacaciones, y que la escoba se las haya tomado también.
Requetebesos

LadyMarian dijo...

@Maribel
Gracias! Me alegro de que te haya gustado.
Me gusta mucho la nueva imagen de tu perfil!

Besos

LadyMarian dijo...

@Jo Grass
La entrevista es muy buena! Te recomiendo que leas también la parte que Lujo no transcribió porque también es interesante (dejó el link).

Muchas gracias! Me alegro de que te haya gustado la reseña.

Besos

Yoni Bigud dijo...

Para variar, nunca leí nada de esta autora. Así que no puedo opinar sobre su forma de escribir. Parece entretenida la forma en que dividió el libro, sin embargo me suena a que usted se extralimita con esa puntuación.

MI PUNTUACIÓN: 6

Y diga gracias.

Un saludo.

LadyMarian dijo...

@Yoni Bigud
jajajajaja! Léalo y después me cuenta. Estoy segura de que a usted le va a gustar mucho. Y le aclaro que no es nada romántico, no tenga miedo. ;)

Besos

Publicar un comentario en la entrada

 
Subir Bajar