“¿Hay alguien ahí fuera?”, de Marian Keyes (4º - Serie Familia Walsh) – Crítica



No es el mejor libro de la serie pero es muy bueno. Por otro lado, creo que es el más atípico de los de las hermanas Walsh.
Les dejo la información que da la editorial sobre la novela y después les cuento un poco más.


 
SINOPSIS:

Editorial: Plaza y Janés/ Septiembre 2006
ISBN: 978-84-01-33602-7
Género: Chick-lit
Serie: 4º- La Familia Walsh
Título original: Anybody Out There?
Editorial original: Michael Joseph Ltd / Febrero 2006
ISBN original: 0-7181-4921-1

Ana es responsable de prensa de una prestigiosa marca de cosméticos. Tras sufrir un accidente en el que muere su esposo y ella resulta gravemente herida, decide volver a casa de sus padres, en Dublín. El reencuentro con su increíble familia, el contacto con el mundo del espiritismo y la descripción del ambiente publicitario neoyorquino configuran las líneas maestras de esta agridulce comedia en la que, a pesar de abordar un tema duro como la muerte de un ser querido, Marian Keyes logra componer un fresco vital, cargado de humor y de personajes inolvidables.



OPINIÓN:

Este libro sigue el estilo agridulce de “Claire se queda sola” y “Rachel se va de viaje”, primero y segundo de esta serie, pero a su vez quizás sea el más amargo. En el primero hay una madre que es abandonada por el marido el día en que va a nacer su hija, en el segundo vemos a una adicta que casi muere de una sobredosis, en el tercero, “Maggie ve la luz”, la protagonista se separa de su marido y en éste encontramos a una mujer que acaba de perder a su marido en un accidente.

Seguramente “¿Hay alguien ahí fuera?” es la más angustiante de las cuatro novelas. Si la van a leer, ¡preparen los pañuelos! ¡Y yo que no me animaba (y sigo sin animarme) a leer “Posdata, te amo”, de Cecelia Ahern porque no quería amargarme! Bueno, no sé si ése será más triste que “¿Hay alguien ahí fuera?”, pero sospecho que no debe andar lejos.

Keyes suele ponerle humor a sus libros, pero en éste cuesta un poco más encontrarlo porque, a diferencia de los otros de la serie, tiene algo que hace más difícil reírse: la muerte (que no es lo mismo que el abandono de la pareja, la droga o un divorcio, que vemos en los otros de las hermanas Walsh).

Los lectores habituales de Marian Keyes saben que actualmente está pasando por una depresión porque ella lo explicó en su página. Es evidente que la autora, ya en el año 2006 (cuando salió este libro en inglés), sabía de lo que hablaba cuando tenía que describir a una persona deprimida. En esta novela se ve que hay una absoluta comprensión de los complejos sentimientos que tiene una persona en ese momento, de las contradicciones, de los altibajos, de la evolución de esa situación.

Este aspecto que comenté es lo mejor del libro. Sin embargo tengo la impresión de que Keyes veía que la novela le quedaba pobre y la quiso rellenar un poco con otras historias secundarias. Éste es un recurso que la autora suele usar, pero acá es más marcado. Por ejemplo, Helen, una de las hermanas de la protagonista, aparece contando sus aventuras detectivescas a través de mails. Esta línea argumental no me interesó para nada. Evidentemente la escritora quiso darle un toque divertido, pero a mí no me resultó atractivo. Esperaba algo más interesante para Helen. Ojalá le dé algún libro en el futuro, pero no creo que suceda porque me parece que éste es el último de la serie.

Otros puntos favorables son los personajes secundarios, la descripción del ambiente de trabajo de la protagonista, la posibilidad de ver la evolución de la vida de las demás hermanas y de otros personajes poco importantes de esta serie.

Probablemente a este libro le falte un poco de rumbo. Por momentos da la impresión de que la autora no tiene claro el camino. Además me parece que Keyes no sabía cómo hacer para terminarlo en forma feliz y creíble. Lo resuelve bien, pero advierto que no tienen que esperar un final de novela romántica o de chick-lit porque este libro, en mi opinión, no pertenece a ninguno de estos géneros. Creo que Keyes comenzó el libro con una idea y se encontró con que no podía seguir los códigos de la romántica porque la temática le exigía un replanteo.

 
CONCLUSIÓN:
Me gustó más que el anterior, “Maggie ve la luz”, porque Keyes recupera la profundidad y deja de lado la superficialidad de aquel. Sin embargo mis preferidos son los dos primeros, “Claire se queda sola” y “Rachel se va de viaje”, porque tienen un perfecto equilibrio de drama y humor, porque la historia está planteada de una forma más organizada. Da la impresión de que en estos dos la autora tiene más claro el rumbo que quiere darle al libro. En cambio, en los dos últimos, parecería que prefiere improvisar más y esto le da más problemas para rematar con un buen final.

PUNTUACIÓN: 7


8 Comentarios:

Maribel dijo...

Tienes razón, esta novela es la más agridulce por su tematica, despierta emociones que nos deja un poco triste.
No sabía lo de la depresion de la autora, es cierto que lleva tiempo sin publicar nada... Y espero que Helen tenga su libro porque con su mal genio siempre me he preguntado cómo enfocaria una novela con una protagonista tan arisca.

Gracias por la reseña.

Besos.

LadyMarian dijo...

@Maribel
Sí, está con depresión. Ella lo contó en forma bastante detallada en mayo de 2010 en su sitio web. Está acá: http://www.mariankeyes.com/newsletter/May-2010?forumboardid=9&forumtopicid=9

Sí, Helen sería un desafío. Ojalá Keyes se recupere y se anime con esta historia.

Besos

Dama Blanca dijo...

Me encanta la tercera portada, la azulita.
No sé porqué, pero nunca he llegado a atreverme con esta autora; tengo la sensación de que lea lo que lea suyo no me va a gustar...
Al menos me ha gustado la crítica ^_^
Besitos Lady!

LadyMarian dijo...

@Dama Blanca
Bueno, la portada es español me parece horrible. Son mucho más lindas las del libro en inglés, incluso otras que no publiqué que eran ni lindas ni feas.

Gracias! Me alegro de que te haya gustado. :) Para probar con ella hay otros mejores como el primero de esta serie o "La estrella más brillante"

Besos

Lujo dijo...

No sé si viene al caso, pero menudo repertorio de portaditas que le han puesto al librito. Algunas hacen daño a la vista ;) (lo digo por el color) ;P

Estaba pensando que esta escritora es la alegría de la huerta personalizada. Según el estado de ánimo del lector te puede hundir en la miseria ;P

¿Es posible que esta escritora (como otras) escriban para "espantar sus propios fantasmas"? ¡quien sabe! ;P
Abrazotes!

LadyMarian dijo...

@Lujo
Exactamente! Escribe para espantar a sus propios fantasmas y diría que le sale bastante bien. La mayoría de estos libros son agridulces y pienso que el humor que ella le introduce le debe servir para elaborar sus propias experiencias.

Besos

Jo Grass dijo...

Yo también creo que algunos de estos libros resultaron terapéuticos para ella, como comentáis Lujo y tú; y más teniendo en cuenta aspectos de su biografía. También me parece el más amargo de esta saga y un poco impreciso al final pero te aseguro que el de Postdata te amo, me hizo sacar el pañuelo antes, jajaja Creo que ya lo leíste, ¿verdad? me suena que ya escribieras la reseña. En fin, mis neuronas no están muy lúcidas últimamente!!
Besitos

LadyMarian dijo...

@Jo Grass
No, leí varios de esta autora pero no leí "Posdata: te amo". Es que me resisto a los libros lacrimógenos!

Besos

Publicar un comentario en la entrada

 
Subir Bajar