“Lovebook”, de Simona Sparaco – Crítica


¡Ay! ¡Como siempre, a mí me mata la curiosidad! Tenía dudas con esta novela, a pesar de que habían hablado bien de ella, pero las ganas de ver cómo estaba manejado el tema de Facebok fue más fuerte que la intuición.

Les dejo primero la información que da la editorial y después seguimos con “Lovebook”, Facebook y todo lo demás.


SINOPSIS:

Editorial: Suma de Letras, Suma Sentimientos / Enero 2010
ISBN: 978-84-8365-162-9
Género: Contemporáneo

La típica historia de amor de la infancia: Solidea es una niña de ocho años que se enamora de Edoardo, el chico guapo del colegio, unos cuantos años mayor que ella… Sin embargo, la diferencia de edad hace que este primer amor se desvanezca con el tiempo.
El típico fracaso amoroso: Han transcurrido quince años, y Solidea ya ha dejado atrás a la niña ingenua y enamoradiza. Otra relación de nueve años ha acelerado el proceso. Ahora todo ha terminado y esta nueva experiencia ha hecho trizas su corazón.
El típico reencuentro: Pero este último fracaso sentimental lleva a Solidea a acordarse de aquel irresistible adolescente de su niñez, Edoardo.
El Cupido del siglo XXI: Facebook. Buscar. E-D-O-A-R-D-O-M-A-G-N-I. Enter. Agregar como amigo. Empieza así una romántica aventura, una historia contada a dos voces, llena de golpes de escena e imprevistos.
Simona Sparaco se ha inspirado en la red social más famosa del momento para contar una historia de amor de lo más contemporánea.




OPINIÓN:

Antes de meterme con el libro quiero comentar algo sobre Facebook porque leí “Lovebook” fundamentalmente porque me intrigaba por estar relacionado con esta red social (más allá de que había oído hablar bien de él). Siempre tuve curiosidad con Facebook, a pesar de que consideraba que no me iba a gustar. Sigo sin conocerlo, pero lo poco que vi en este libro me confirma que no es para mí. Probablemente le ponga Facebook al blog, simplemente para que se actualicen automáticamente los posts, como una forma más de facilitar a quien quiera seguir el blog (por esta razón le puse Twitter al blog). Sin embargo no me veo abriendo una cuenta personal porque no le veo el sentido. No me interesa revolver el pasado, no tengo ganas de andar publicando fotos (ni siquiera para los amigos) y no estoy interesada en contar sobre mi vida (por algo no tengo un blog con experiencias de mi vida).

El fenómeno de Facebook me sigue generando preguntas. ¿Realmente tienen ganas de ser localizados por todos? ¿Localizados incluso también por gente que no queremos volver a ver en nuestra vida? Y si se quiere ampliar el círculo de amistades a través de internet ¿no hay formas más interesantes para hacerlo? Por ejemplo, a través de blogs, foros, etc. A Facebook y Twitter los veo muy “estilo vidriera”, demasiado enganchado con lo externo de una persona. En cambio en blogs y foros hay un predominio de las ideas, que es una base más auténtica para relacionarse con los demás, que la simple imagen. Aclaro nuevamente que estoy opinando desde afuera, a partir de lo que veo en Twitter y de lo poco que sé de Facebook.


Y ahora sí, después de mis “grandes reflexiones”, me voy a concentrar en el libro. Dejando de lado Facebook, esta novela “no me dice nada”, es totalmente olvidable. La historia es excesivamente simple y bastante pobre. Los personajes son estereotipados y sin matices. Quizás si se hubieran desarrollado mejor, se podrían haber enriquecido, pero se quedaron en un nivel chato. Es una novela muy básica e infantil, para mi gusto. No sé si Simona Sparaco habrá pretendido hacer un libro romántico juvenil. Si es así, ese género no es para mí.

Creo que la autora podría haber aprovechado los diálogos de los protagonistas en Facebook o en el chat para trabajar más en el vínculo desde una conversación vía internet, sobre todo porque el manejo de los diálogos de Sparaco es bueno y porque lo “central” del libro es justamente el contacto a través de internet.

“Lovebook“ es una novela a la que, por sus características, veo con posibilidades para ser llevada al cine para hacer una comedia romántica. Eso sí, recomendaría que utilizaran el argumento como base y que intentaran zafar de la continua previsibilidad de la historia. Nada nos sorprende porque todo se puede anticipar por lo básico del planteo. ¡Hasta el final es muy esperable!


CONCLUSIÓN: Es una historia corta para pasar el rato si no se encuentra nada mejor que hacer. Si tienen una pila de libros en espera diría que mejor prueben con uno de ésos… a no ser que la curiosidad de ustedes sea también muy fuerte y no puedan resistirla (ya dije que a muchas personas este libro sí les gustó).
Advertencia: ¡Ni se les ocurra pensar que van a encontrar algo parecido a “Contra el viento del norte”, de Daniel Glattauer! ¡Hay un abismo entre estos dos autores!

PUNTUACIÓN: 4


14 Comentarios:

Pasajes románticos dijo...

Lady! Yo comentí el error de mirar este libro como un Contra el viento del norte y aunque me gustó, como has dicho hay un abismo entre ambos.
Me gustó la historia pero lo justo, en ocasiones se me hizo un poco cuesta arriba, creo que la autora podría haber sacado mucho más de la novela.

Como has dicho, si hay algo más pendiente mejor pasar de este.
Un beso
Dácil

Dama Blanca dijo...

Yo lo tenía apuntado por ahí por si algún día lo veía y me daba por comprarlo. Pero tampoco esperaba gran cosa, por lo que veo he acertado en no salir corriendo a comprarlo. He visto otras críticas y ninguna es que lo ponga muy bien, más bien lo ponen como flojillo. Y es una pena, porque como tú dices a este tipo de libros se les puede sacar mucho partido.
Si te vale de consuelo, yo tampoco utilizo mucho facebook salvo para algún juego entretenido y para mandar algún mensaje con mis amigas. Es como una sala para exhibir partes de tu vida, y para el que no sea muy dado a eso no tiene gran utilidad.
Besitos y gracias por la crítica, que me ha dejado todo de este libro mucho más claro ^_^

LadyMarian dijo...

@Pasajes románticos
Sí, un gran abismo! El argumento daba para muchísimo más. Le faltó profundización.
Besos

LadyMarian dijo...

@Dama Blanca
Yo diría que no es un libro como para pagar por él. Quizás si te lo prestan es diferente.
Yo creo que la mayoría tenemos muchos libros interesantes en espera como para perder el tiempo con éste.

Besos

Carugo dijo...

"Es una historia corta para pasar el rato si no se encuentra nada mejor que hacer."
Mire, yo tengo muchas cosas mejor que hacer pero me dan fiaca.
El cuerito de la canilla de la cocina esta roto y pierde, tengo que cortar una enredadera en el jardín y conectar unas luces. Usted cree que si me pongo a leer ese libro mi mujer lo entenderá...?
Besos

LadyMarian dijo...

@Carugo
No, Mona no lo entendería!!! Lo mandaría a la mierda, para ser claros. Ya sabemos que Mona no tiene vueltas para decir las cosas, ésa es una de sus virtudes. jajajaja

Besos

Historias Susurradas dijo...

Antes no me llamaba mucho pero ahora, por lo que dices, menos xD.
Es la primera crítica que leo pero me fío de tu criterio jeeje

un besoo
Patri

LadyMarian dijo...

@Historias Susurradas
Bueno, a muchos les gustó. Para mí es muy pobre y, si se tienen muchos en espera, es una pérdida de tiempo.

Besos

Jimena dijo...

Hooolaaa Lady
Lo tengo en mi pila de espera, un dia de estos lo leere. Despues de tu critica, ha bajado unos puestos, pero como ya lo compré... te contaré como me va! Me preocupa que sea romantico juvenil, porque como ya supere el target... Jajaja

Un abrazo

LadyMarian dijo...

@Jimena
Si es por lo de juvenil, no te preocupes. Sé de un hombre de unos 70 años, médico, muy serio y formal, que lee los libros de Stephanie Meyer!
No sé si es juvenil, yo lo veo un poquito "básico", bastante pobre. Dije que quizás era juvenil porque pensé que era posible que yo no hubiera "captado" la intención de la autora de hacer algo juvenil. Nunca he leído algo que pertenezca a juvenil en forma bien clara, así que no puedo opinar.

Se puede leer pero la sensación que yo tuve era que perdía el tiempo. No te preocupes, es ágil y corto, así que no te va a resultar pesado.

Después contá cómo te fue!
Besos

Lujo dijo...

Querida Lady, ¿con ese título qué esperabas? (-^o^-) ;P

Creo que sobre lo que comentas por aquí se acercaría :

- «Las chorradas de mi padre» (RBA) Justin Halpern ha recopilado los tweets que su padre escribía en su cuenta de Twiter y con las que ha conseguido más de dos millones de seguidores.


- María Sirvent, «Si supieras que nunca he estado en Londres, volverías de Tokio» (El Aleph), en donde una serie de e-mails explican la desorientación contemporánea.


- «Richard Yates» (Alpha Decay) de Tao Lin. El chat de Gmail le sirve para explorar con humor el vacío y el aburrimiento de su generación; una divertida sátira de costumbres que con un ingenio cortante consigue hacer interesantes a dos seres vulgares.


Los tenía en un post sobre este tipo de redes sociales...

El primero creo supuestamente que está en e-book.

Abrazotes!!!

LadyMarian dijo...

@Lujo
Ay! Es que vos sabés que a mí la curiosidad me mata! jajajajaja!! He tenido buenas sorpresas eligiendo a libros a partir de la curiosidad. Pero he leído también cada bodrio! Y no aprendo, la curiosidad es más fuerte! jajaja

Gracias por todos la información! Anduve investigando con los datos que me diste. Tomo nota de ellos en La Gran Lista. :D

Besos

Jo Grass dijo...

La curiosidad es buena, tanto si te permite hacer grandes descubrimientos como bodrios infumables, jajaja De todo se aprende, eso está claro; además, a tí te vienen bien estos bodrios para sacar la escoba de paseo, que también merece disfrutar un poco, jajaja.

Por lo que cuentas no creo que tenga nada que ver con las novelas de Glattauer, que también me fascinaron.

Con respecto a facebook estoy de acuerdo, pero con matices; yo abrí mi cuenta a instancias de mis ex alumnos de la escuela de cine, para seguir la pista a la gente y saber en qué películas estaban trabajando e incluso para continuar haciendo colaboraciones con ellos. No creo que sea comparable a un blog, por lo menos en la forma que yo lo utilizo. Tampoco cuento mi vida ni cuelgo fotos personales u otra información que permita localizarme a gente que he dejado de ver hace un siglo. Básicamente, me pongo al día y comparto enlaces de trabajos artísticos que me interesan, o bien, conozco a sus autores y les echo un cable compartiendo su trabajo, sus estrenos y cosas así. En fin, supongo que cada red social tiene su público y su forma particular de uso. A mí lo que llena es el blog.
Besitos

LadyMarian dijo...

@Jo Grass
No, yo no lo descarto al Facebook. Es más, justamente estoy en el proceso de ponerle Facebook al blog, pero probablemente sería para que quienes quieran mantenerse actualizados de las nuevas entradas puedan hacerlo.

A la curiosidad ya la acepté. Ahora trato de encauzarla un poco mejor. jajaja!!

Besos

Publicar un comentario en la entrada

 
Subir Bajar